¿Conoces qué es la Tanofobia?

Disfrutar de un día soleado, sobre todo en esos países donde se presentan las cuatro estaciones bien definidas, no es la prioridad ni el deseo para algunos que sufren de una extraña condición como lo es la Tanofobia.

La tanofobia consiste en el miedo irracional que sienten algunas personas por el sol, su temor se fundamenta básicamente en tener exposición ante este y por lo tanto sufrir consecuencia, incluso mortales, de lo que sería una exposición de los rayos solares en su piel.

Las personas que sufren este trastorno temen ir a la calle en un día soleado por miedo a tener contacto directo con el sol, y de presentar la obligación de hacerlo usan protección extrema como chaquetas, guantes, gorros, lentes de sol, protector solar e incluso paraguas para evitar ese contacto directo con los rayos ultravioletas emitidos por el astro rey.

Si bien es cierto que una exposición errada y prolongada a los rayos ultravioletas expuestos por el sol pueden generar algunas consecuencias sobre la piel, las personas con tanofobia considera que con una sola vez que sean penetrados por algún rayo de sol sobre su piel, van a experimentar situaciones negativas sobre su salud.

la tanofobia

Por otro lado, frente a cuidados extremos que mantienen las personas con esta fobia es preciso mencionar que cuidarse excesivamente del sol también causa riesgos a la salud, ya que se afectará la piel de manera evidente y con efectos igualmente dañinos. Entre los riesgos se encuentran: envejecimiento prematuro, arrugas, manchas, melanoma, entre otros.

El no exponerse en lo absoluto al sol  puede evidenciarse en la falta de Vitamina D y nutrientes en nuestra piel, por lo tanto la muerte prematura de las células que dan vida a este importante órgano.

Aún así es posible tratar el miedo irracional hacia el sol, ya que la ayuda de especialistas a través de la psicoterapia le permitirá a estas personas controlar mejor la ansiedad que les produce pensar que pueden ser quemados por el sol. Estas terapias se basan principalmente en brindarle al paciente herramientas para que este vaya perdiendo el miedo y puedan disfrutar de la luz solar sin miedo a sentirse lastimados.

La psicoterapia ayudará al paciente a exponerse al sol pocos minutos al día, en un horario recomendando donde los rayos solares sean de menor influencia, sin descuidar su salud ni los cuidados pertinentes para realizar esa acción diariamente.

Reply